SIRE

SIRE
SERVICIO DE INFORMACION RADIO EMERGENCIA

viernes, 20 de octubre de 2017

BOMBEROS SOFOCAN INCENDIO EN CALLE LÁBARO DE SANTANDER - CANTABRIA

Las llamas comenzaron en un quinto piso y numerosos cascotes cayeron a la vía pública

Los bomberos han extinguido esta tarde un incendio desatado en el quinto piso de un edificio de la calle Lábaro de Santander, situada entre Floranes y San Fernando.

El humo y las llamas fueron visibles desde el exterior y numerosos cascotes cayeron a la vía pública. Fuentes oficiales han desacartado que haya heridos.

video

jueves, 19 de octubre de 2017

ACCIDENTE MULTIPLE EN GALISTEO - CACERES


Los bancos de niebla matinales podrían ser la causa del siniestro


Una persona ha muerto y 15 han resultado heridas, una de las cuales permanece en estado crítico, en un accidente de tráfico ocurrido sobre las 8:30 horas hoy en la autovía EX-A1, cerca de la localidad cacereña de Galisteo (Cáceres), en el que se han visto implicados 36 vehículos a causa de un banco de niebla.

El siniestro ha ocurrido en el kilómetro 62 de la EX-A1, la autovía autonómica que une Navalmoral de la Mata con Plasencia, y hasta el lugar se han desplazado cuatro dotaciones de bomberos que han tenido que rescatar a dos personas que han quedado atrapadas por el choque.

También han acudido al lugar numerosos medios asistenciales, entre ellos el helicóptero con base en Malpartida de Cáceres, las Unidades Medicalizadas (UME) de Plasencia y Coria, otras dos ambulancias convencionales y cuatro de la Cruz Roja.
El Centro 112 de Extremadura ha confirmado la muerte de un conductor y 15 personas heridas de diferente consideración.

De estas, un varón de 59 años ha sido ingresado en estado crítico en el Hospital Virgen del Puerto de Plasencia y otro hombre de 52 años, ha sido trasladado al Hospital de Coria en estado menos grave.

El resto de los heridos, siete hombres y seis mujeres con edades comprendidas entre los 23 y los 62 años, han resultado heridas leves y han sido atendidos en los Hospitales de Plasencia y Coria.

video

Dos accidentes

Según ha confirmado sobre el terreno el subdelegado del Gobierno en Cáceres, José Carlos Bote, se han producido dos accidentes en ambos sentidos de la autovía y a escasos metros uno de otro, aunque de momento se desconoce si el segundo ha sido consecuencia del primero.

En los mismos se han visto implicados un total de 36 vehículos, entre ellos varios camiones de gran tonelaje: 23 en el sentido hacia Coria y 13 en sentido Plasencia.
Bote ha subrayado que aunque la mayoría de los afectados hablan de la existencia de una densa niebla como causa del accidente "todo está bajo investigación" y ha avanzado que será el equipo especialista del Subsector de Tráfico de Mérida quien se va a hacer cargo de la misma.

Tanto el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, como el consejero de Economía e Infraestructura, José Luis Navarro, han suspendido los actos que tenían previsto celebrar esta mañana para desplazarse hasta el lugar del accidente, al norte de la provincia cacereña.

En declaraciones a los periodistas en el lugar el suceso, el jefe del Ejecutivo extremeño ha lamentado el fallecimiento del conductor, de nacionalidad portuguesa, a cuyos familiares ha trasladado el pésame del Gobierno regional.

De igual forma, ha expresado su solidaridad con los heridos "que han tenido que haber pasado una situación tremenda" y les ha deseado una pronta recuperación.

"Es un día triste y duro como ocurre siempre cuando hay una tragedia de estas características ya que las carreteras están hechas para trasladar personas y no heridos", ha apuntado.

miércoles, 18 de octubre de 2017

LA LLUVIA DEJA MAS DE 100 LITROS EN TERRES DE L´EBRRE - CATALUÑA


El frente se traslada hacia el litoral, donde está activado un aviso por tormentas intensas

El frente de lluvias que desde este miércoles afecta a buena parte de Catalunya ha dejado registros excepcionales en algunas poblaciones, como Gandesa, donde se han recogido 108 litros de agua en lo que va de jornada. De hecho, el interior de Tarragona y de Lleida han sido los puntos en los que las precipitaciones han sido más generosas durante las primeras horas del día, según datos facilitados por el Servei de Meteorologia de Catalunya (SMC-Meteocat). A las cinco y media de la tarde, en Horta de Sant Joan (Priorat) habían caído 52,5 litros y 54,8 en la estación de los Ports, cerca de Tortosa (Baix Ebre).


Las precipitaciones se extienden hacia la costa catalana, donde está activado un aviso ante la posibilidad de tormentas intensas.

Las lluvias han provocado centenares de incidencias en Andalucía, desde las 23.00 horas del martes hasta las 11.00 horas de este miércoles. Según informa el Servicio de Emergencias del 112 en Andalucía, la provincia de Cádiz, con 221 emergencias gestionadas, ha concentrado el grueso de los avisos relacionados con las tormentas, si bien también se han atendido casos en Málaga (70), que ha comenzado a registrar incidentes a partir de las 7.30 horas de este miércoles, así como en Sevilla (56), Córdoba (36) y Granada (19), mientras que el resto se ha repartido entre Almería, Huelva y Jaén ya con casos "muy puntuales".

FUERTES LLUVIAS CAUSAN INUNDACIONES EN JEREZ - CADIZ



Jerez, donde los bomberos tuvieron que intervenir en más de un centenar de ocasiones, se llevó la peor parte


Noche de caos la que se ha vivido en la provincia Cádiz esta noche por las fuertes tormentas. La peor parte se la ha llevado Jerez, donde los bomberos han tenido que intervenir en más de un centenar de ocasiones, según ha informado a primera hora de la mañana.
En concreto, desde las 0.35 horas a las 6 horas se han registrado 162 incidencias por lluvia. Las localidades más afectadas han sido Puerto Real, Cádiz, Paterna, Algar, Ubrique, Medina Sidonia y, sobre todo, El Puerto y Jerez.

Y es que de las más de 200 incidencias que se han registrado en la provincia, 110 se han registrado en Jerez. Los bomberos han tenido que llevar a cabo numerosos achiques de agua y asegurar estructuras que peligraban por la violencia de las precipitaciones.  

video


 Una de las zonas más afectadas ha sido la barriada de la Asunción, que ha quedado anegada en buena parte. Las clases se han suspendido en los colegios Manuel de Falla y Jesús María 'El Cuco'.


Por otra parte, a las 9.30 horas de esta mañana se informó de que el Ceip Torresoto y Ceip García Lorca de Jerez tenían problemas por inundaciones y falta de suministro.
Una de las estructuras sensibles que se ha visto afectada por las lluvias ha sido el propio Hospital de Jerez, que entre las 4.39 y las 5.50 horas se quedó sin suministro eléctrico.

En El Puerto, la segunda localidad más afectada por la tromba de agua, de momento hay contabilizadas 41 incidencias. El Guadalete ha pasado de tener un nivel de 1,96 metros a las 3 de la mañana a 2,36 metros a las 5 horas.

En Chipiona, Rota, Sanlúcar, Puerto Real, Arcos y Espera se han producido cortes de luz. En Cádiz capital, se han registrado sólo dos incidentes, pero los bomberos tuvieron que intervenir en una residencia de ancianos que se había inundado.

video

martes, 17 de octubre de 2017

ASCIENDE A 41 MUERTOS POR INCENDIOS EN PORTUGAL


  • La caída de las temperaturas y las lluvias ayudan a controlar los focos activos

  • El último balance de víctimas es de 41 muertos y 71 heridos, de ellos 16 graves

  • El Gobierno de António Costa tendrá que enfrentarse a una moción de censura

  • Hay manifestaciones convocadas en todo el país para el próximo fin de semana


Portugal ha logrado este miércoles controlar la ola de incendios que ha arrasado el centro y norte del país, durante la primera jornada de luto oficial por las decenas de víctimas mortales, en la que los portugueses han empezado a pedir responsabilidades al Gobierno por las tragedias forestales que han dejado este año más de un centenar de víctimas mortales.

El último balance oficial de Protección Civil apunta a que los más de 500 fuegos que se desataron el domingo causaron 41 fallecidos y 71 heridos, de los que 16 están graves. Esas cifras se suman a los 64 muertos y más de 250 heridos que dejó la tragedia de Pedrógão Grande en junio y que ya conomcionó al país.

Moción de censura contra el Gobierno

Controlada la situación sobre el terreno, voces políticas y de la sociedad civil exigen responsabilidades al Gobierno del socialista António Costa que, a raíz de esta tragedia, se tendrá que enfrentar a la primera moción de censura desde que llegó al poder.

Así lo ha anunciado este miércoles el partido democristiano CDS-PP, la cuarta fuerza política de Portugal y la formación más a la derecha del Parlamento nacional.

"Decidimos presentar una moción de censura al Gobierno por un fallo grave a la hora de cumplir la función más básica del Estado: proteger a las personas", ha explicado su líder, Assunção Cristas, quien ha criticado que el Gobierno no ha aprendido de lo que ocurrió hace cuatro meses en Pedrógão Grande.

video

Críticas de todo el espectro político

La moción de censura se suma a las crecientes críticas al gabinete de António Costa que llegan tanto de partidos de la oposición conservadora como de sus aliados de izquierda en el Parlamento, que le exigen que asuma responsabilidades.

Quien está en la posición más frágil es la ministra de Administración Interna (equivalente a la cartera de Interior), Constança Urbano de Sousa, muy cuestionada desde el incendio de Pedrógão Grande, aunque Costa no ha dejado de reafirmar su confianza en ella.

La continuidad de Urbano de Sousa ha sido discutida incluso por voces socialistas, como es el caso del eurodiputado Francisco Assis, quien este miércoles ha señalado que la dimisión de la ministra es "inevitable", al tiempo que denunciaba que la "reacción política" a la tragedia "fue completamente desastrosa".

Las críticas se dirigen también al cuerpo de Protección Civil, al que se cuestiona por haber reducido los medios de lucha contra el fuego durante el mes de octubre, tradicionalmente con una probabilidad reducida de incendios pero que este año presentaba un riesgo mayor por las condiciones meteorológicas.


El primer ministro, que ha visitado a una de las localidades más afectadas, ha declarado a la prensa sobre la propuesta que todos los partidos tienen ese derecho, que "forma parte de la normalidad de nuestras instituciones".


El descenso de las temperaturas y la llegada de las precipitaciones han ayudado a los cuerpos encargados de la extinción a terminar de controlar los últimos fuegos a primera hora de la mañana, en el primero de los tres días de luto oficial decretados por lo ocurrido.

Pendientes del presidente Rebelo de Sousa

Además, el país se mantiene a la espera de la reacción del presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, que el lunes se limitó a reafirmar la "urgencia de actuar" para estabilizar la oleada de incendios y anunció que, una vez logrado, se dirigirá al país. Lo hará esta misma noche, después de visitar la localidad de Oliveira do Hospital, una de las más perjudicadas por los fuegos.

Antes de esa declaración dirigida a todos los portugueses, hay convocada una vigilia frente a su residencia oficial en Lisboa, el Palacio de Belém, para demandar que acabe la "inacción" ante la tragedia.

A este acto se suman las manifestaciones convocadas en distintos puntos del país para el próximo fin de semana en solidaridad con las víctimas y para exigir una mayor protección de la floresta lusa.

Y en las zonas afectadas, los vecinos empiezan a contabilizar los daños causados por las llamas, que han quemado centenares de casas por todo el país, destruido empresas y calcinado miles de hectáreas de masa forestal en un año negro en el que ya se ha detenido a más de 150 personas como sospechosos de haber provocado un fuego.

PROYECTILES DE FUEGO CAIAN POR TODAS PARTES EN INCENDIOS DE PORTUGAL

Al menos 38 personas han fallecido en los más de 500 incendios que han afectado el centro y norte de Portugal. Los vecinos del pueblo de Penacova relatan cómo sobrevivieron a las llamas

Los meteorólogos predicen lluvia, pero la única que cae es de ceniza. De Coímbra a Guarda el cielo está encapotado de humo y partículas extrañas. Portugal padeció el domingo una ola de incendios que ha dejado 38 muertos, de momento, y centenares de casas destruidas, servicios de ferrocarril interrumpidos, decenas de carreteras cortadas y bosques de eucaliptos extinguidos. Más de 500 incendios en un solo día, imposibles de sofocar por los servicios de bomberos. Solo en la mañana del lunes se vio la magnitud de la tragedia al descubrirse más y más cadáveres entre los escombros y las ruinas.

 En cuanto se sale de las rectilíneas y modernas autopistas, Portugal se convierte en una montaña rusa de desfiladeros entre sierras cargadas de eucaliptos que tapan el asfalto, las aldeas y el ganado; así, y siguiendo la dirección del humo, se llega a Penacova, en el distrito de Coímbra, que lleva desde junio sufriendo incendio tras incendio. Los montes de esta localidad son grises desde la mañana del lunes. Patricia y su madre María Augusta van recorriendo la zona en su camioneta. “Hemos venido a contar las desgracias. Las tenemos todas, no nos queda nada”, lamentan.



Patricia cuenta que pasó la noche con una rama en la mano, dándole al fuego allí por donde salía. “Nunca vi nada igual. Era una lluvia de meteoritos; donde caía uno, iba a apagarlo. Toda la noche sin dormir, vigilando que las llamas no llegaran a casa. He tirado las zapatillas, las suelas de las zapatillas acabaron quemadas”.

Patrícia coincide con Silvio, otro vecino de Penacova, en el origen del incendio. “Aquí no teníamos fuego, lo veíamos de lejos, pero en un suspiro llegaron las llamas. Eran tornados de viento de velocidades increíbles, más rápidos que un coche. No había nada que hacer. Llegaron unos bomberos, pero el fuego brotaba por todas partes. Eran proyectiles de fuego que caían por todos los lados”, relata.

Alfredo, el de las abejas, ha perdido a dos hijos en el incendio de Penacova. Intentaron apagar las llamas de su almacén, donde tenían leña, miel y los aperos agrícolas. Las planchas de uralita cayeron sobre los hermanos Alfredo y José Américo y el humo y el calor acabó con sus vidas en el mismo centro del pueblo, a la vista de una vecina. "Nos habábamos por el móvil y de repente dejaron de hablar", dice. Nada se pudo hacer. El vecino Armando cuenta que media hora antes nadie en la aldea preveía una tragedia: “Veíamos el fuego de lejos, aquí estábamos tranquilos y de repente comenzaron unos tornados y el pueblo lo teníamos envuelto en llamas. Ni con 500 bomberos se hubiera podido hacer nada”.

El paisaje es desolador: bosques grises de árboles pelados de hojas, troncos negros, fumarolas que se levantan del suelo y, de repente, entre el infierno, una finca verde y floreada salvada milagrosamente del fuego que acabó con las de al lado. “No teníamos ningún socorro”, se queja Patricia, “quien tenía tractores salió con ellos para abrir cortafuegos; yo cogía ramas y daba con ellas donde salía una llama. Ha sido un horror. Hace ocho años tuvimos otro incendio aquí, pero como éste ninguno”.

 Penacova, Vale da Maior, Paredes... sin embargo, una de las localidades que ha sufrido la noche más negra ha sido Oliveira de Hospital, en el distrito de Coímbra, donde siete personas han perdido la vida y más de cien casas han quedado destruidas por las llamas y el pueblo sin servicio de agua ni de electricidad. A la espera de la lluvia que se anuncia y no llega nunca, faltan 26 incendios por extinguir. Mientras, al otro lado de la frontera, también España arde: los incendios en Galicia ya han dejado cuatro muertos.

Muchos de los 500 incendios del funesto domingo en Portugal fueron provocados, según señaló el secretario de Estado de Administración Interna; pero también ayudaron las temperaturas superiores a los 30 grados, una humedad bajísima y esos tornados que escupen las llamas de un lado a otro.

Las 38 personas fallecidas pertenecen a los distritos de Viseu, Coímbra, Castelo Branco, Leiria y Guarda. A diferencia del desastre de junio en Pedrógão, esta vez apenas ha habido auxilio aéreo. Los incendios se extendieron de noche y, además, no llegó el socorro internacional. Espana que tuvo un importante protagonismo en la ayuda aérea en junio, Francia y Marruecos también tenían sus propios siniestros que apagar. Apenas Italia, con dos aviones, ha podido ayudar a sofocar los incendios en Portugal.

video

Tragedia tras tragedia

Con la tragedia de Pedrógão aún reciente (64 muertos en junio), el presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, ha exigido “acciones urgentes” al Gobierno. También lo piden los partidos socios del Ejecutivo y los de la oposición. Si todos están de acuerdo en hacer algo, la discrepancia llega con el qué hacer. Cómo sería ese plan forestal a medio y largo plazo que prevenga tragedias como las que el país vive este ano.

Tras el incendio de Pedrógão fueron aprobadas algunas iniciativas, pero otras quedaron en el camino, como el banco público forestal, que acogería todas las propiedades forestales sin dueño. El Partido Comunista se opuso a esta medida, que ha quedado aplazada, así como otras en busca de un mayor consenso. El primer ministro, António Costa, que el Gobierno no tiene "una varita mágica" para acabar con la tragedia de los incendios.

INCENDIOS SIN CONTROL DESATAN LA PESADILLA EN ASTURIAS


Los 500 efectivos de emergencias, incluidos 150 soldados, se vieron incapaces de apagar los fuegos de Seroiro (Ibias) y Fondos de Vega (Degaña)

 Una capa de humo y cenizas eclipsó el amanecer en Asturias, se elevó hasta 5.000 metros de altura, alcanzó Londres y puso en prealerta a Gijón 

 El Principado de Asturias contabiliza a estas horas 21 incendios forestales en 9 concejos de la región


Asturias vivió ayer lo más cercano a una pesadilla post apocalíptica. La región amaneció bajo una capa de humo y ceniza empujados por el viento del sur desde el Suroccidente, que ardió por lo cuatro costados. Los incendios de Seroiro (Ibias) y Fondos de Vega (Degaña) siguieron avanzando de forma tan descontrolada y caótica que los equipos de emergencia -cerca de medio millar de efectivos, incluidos unos 150 soldados de los batallones de León y Zaragoza de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con ocho medios aéreos, de los que solo pudo volar uno- se vieron forzados a adoptar una actitud defensiva, solo actuando cuando las estaban en riesgo vidas y haciendas, como ocurrió en Cornollo (Allande), donde ardieron tres paneras y un tractor, y un hombre resultó con quemaduras en las manos, por lo que tuvo que ser hospitalizado. "No podemos hacer frente a estos incendios", confesaba a primera hora de la mañana el jefe operativo de los Bomberos del SEPA, Jaime Martín Herrero. "No parece que haya causas naturales: habrá que trabajar con la premisa de que son intencionados", recalcó el Presidente, Javier Fernández.

21 incendios forestales activos

  • ALLANDE (5): Corondeño, Forniellas, Collada, Puerto del Palo y Santiellos/Rebollo
  • CANGAS DEL NARCEA (6): Castil del Moure, Gillón, Fuentes de Corbero, Llamas del Mouro, Porciles y Rañeces de la Sierra.
  • TINEO: (3): Berdules, Rellanos y El Pedregal
  • DEGAÑA (1): Fondos de Vega
  • IBIAS (1): Seroiro
  • TEVERGA (2): Cuña y Sobrevilla
  • SALAS (1): Corriquera
  • CASTROPOL (1): Leirio
  • LENA (1): Buelles

Nadie podrá olvidar la oscuridad anaranjada con la que Asturias amaneció ayer. A las diez y media de la mañana era noche cerrada en Cangas del Narcea y una fina capa de ceniza cubría los vehículos y el pavimento. Los vecinos caminaban como fantasmas en medio de un ambiente asfixiante. Una veintena de centros de este concejo, de Allande, Ibias, Degaña y Tineo decidieron suspender las clases. Unos 2.500 niños y adolescentes se quedaron en casa.

En Oviedo, no empezó a aclarar hasta la una de la tarde. En Gijón se declaró la prealerta atmosférica al superarse los límites de contaminación por partículas en suspensión. Avilés estuvo a punto de llegar a esa situación. Fue tal la angustia de los asturianos que, entre las medianoche y las dos de la tarde, el 112 recibió 2.669 llamadas pidiendo información. Un intenso olor a madera quemada se extendió por toda la región, y eso que la causa del mismo se encontraba a cien kilómetros de distancia, en el Suroccidente. Las cenizas alcanzaron los 16.000 pies de altura, casi cinco kilómetros, según pilotos de Volotea que sobrevolaron Asturias. Los vientos del sur son tan fuertes que han arrastrado el humo de los incendios de Asturias, Galicia y Portugal hasta Londres.

En el Suroccidente, era tal la concentración de humo que el aire tenía un tono blanco-amarillento, irrespirable. A cada lugar que se mirase, una columna de humo, una lengua de fuego. Los vecinos vivieron una noche de pesadilla, asediados por el fuego en Seroiro, Folgueiras, Valvaler, Villalaín, Fonteta o San Salvador. Estos tres últimos núcleos están en el Valledor, en Allande, que ya quedó arrasado en 2011.


Como explicó el jefe supervisor de Bomberos de Asturias, Óscar Rodríguez, al presidente del Principado, Javier Fernández, quien acudió al Pozo de las Mujeres Muertas, puesto de mando de los servicios de extinción, para conocer in situ la situación, "los helicópteros no pudieron volar por las turbulencias, y si el medio aéreo no funciona, no puedes hacer nada". Eduardo Navarro, jefe de zona de Bomberos en el Oriente de Asturias, fue aún más explícito. "No tenemos visibilidad a más de 500 metros. No son frentes espectaculares, pero el fuego esta muy desperdigado. La prioridad, codo con codo con la UME, es ir protegiendo las viviendas allí donde corran peligro", explicó al presidente. Esta actitud llegó a molestar a algunos vecinos, quienes no lograban explicarse por qué no se atacaba el fuego directamente. La razón, era evidente: los bomberos se exponían a quedar atrapados por el fuego.

La noche fue lo peor, con temperaturas de hasta 26 grados y rachas de 60 y 70 kilómetros por hora, que empujaron el fuego por el monte, convertido en yesca. Los vecinos montaron retenes para defenderse del fuego en pueblos como El Tablao, en Degaña, o Fonteta, en Allande.



Unos 50 soldados de la UME habían llegado en la tarde del domingo a Seroiro, procedentes de El Ferral (León), al mando del brigada Nuevo Vara. Ayer, sobre las siete, llegaron procedentes de Zaragoza otros 100, al mando de la teniente Reynolds: un subgrupo táctico, equivalente a dos secciones. A lo largo del día de ayer, los soldados estuvieron apostados en San Salvador y Fonteta, en el Valledor, listos para atacar en el momento en que apareciese el fuego y amenazase las casas.


Las brigadas de refuerzo de Tineo y Lubia (León) también se desplazaron a la zona. Cubrieron el frente vital de Centenales, para evitar que las llamas llegasen al emblemático bosque de Muniellos. También tuvieron que actuar en la parte baja de Seroiro y cerca de Folgueiras, donde a eso de las cuatro de la tarde el fuego rebrotaba con fuerza.

Al otro lado de Muniellos, en el parque de Fuentes del Narcea, la situación se iba normalizando. Los vecinos desalojados de Larón y la Viliella pudieron volver a sus casas, de las que fueron desalojados a última hora de la tarde del domingo. En Valvaler, por la noche, quisieron desalojarlos, pero se opusieron. También tuvieron que dejar sus casas, con gran dolor de corazón, los vecinos de Gillón, en Cangas.

La inversión térmica, con una mayor humedad del aire, hizo que la situación mejorase a lo largo del día, aunque los fuegos se mantenían a última hora de la tarde. Ya solo se confían en las lluvias que llegarán esta madrugada.




CONTINUAN COMBATIENDO 56 INCENDIOS EN GALICIA

Ocho focos, seis en Ourense y dos en Lugo, amenazan viviendas

 Las llamas en As Neves, Pazos de Borbén y Carballeda de Avia calcinan casi 11.000 hectáreas

 La lluvia da un respiro al dispositivo de extinción

La lluvia dio ayer un respiro a Galicia, que el domingo vivió una jornada de tragedia que quedará marcada en su historia con tinta negra. Tres personas perdieron la vida por la ola de incendios, dos mujeres en Nigrán que huían de las llamas y un hombre que intentaba proteger a sus ovejas en Carballeda de Avia (Ourense). La cuarta víctima moral falleció el lunes en Vigo. Era un vecino que ayudaba a una amiga a salvar su casa de las llamas. 

 Aunque las precipitaciones y la bajada de las temperaturas hicieron un gran favor a los efectivos del dispositivo de lucha contra el fuego, el día de ayer se cerró todavía con 56 incendios en pie: 32 activos, 5 estabilizados y 19 controlados. Ocho de ellos todavía amenazaban al cierre de esta edición viviendas, seis en Ourense y 2 en Lugo. 


Las lluvias en la tarde de ayer, en la provincia de Pontevedra, fueron claves para amainar la fuerza de las llamas. En Ourense y Lugo se esperaban de madrugada. En Pontevedra, aún se trabaja para apagar 16 incendios: 8 están activos en Ponteareas, As Neves, Nigrán, Salvaterra do Miño, Ponteareas, Fornelos de Montes y Mos; 2 están estabilizados en Caldas de Reis y Gondomar y 6 están controlados en Silleda, Salceda de Caselas, Baiona y Cotobade.

La gran tragedia del huracán de fuego, del que se ha salvado la provincia de A Coruña, fue la pérdida de 4 vidas humanas, pero el efecto devastador de las llamas ha sido más amplio: miles de hectáreas arrasadas aún sin determinar, viviendas, alpendres y vehículos calcinados, centros de trabajo reducidos a cenizas, y miles de vecinos que vivieron escenas de pánico y tensión, al comprobar impotentes el avance de las llamas. Muchos intentaron apagar con cubos y escobas el fuego, mientras esperaban por la llegada de los profesionales, que trabajaron a destajo pero no podían llegar a todas partes.

Una veintena de personas hubo de ser atendida por sanitarios. El humo fue tal que donde no había fuego se sabía de los incendios por la lluvia de cenizas y el humo que escurecía el ambiente incluso en pleno mediodía, como pasó en Lugo, donde se vieron obligados a encender las farolas.

video



La Consellería de Medio Ambiente se vio obligada a activar el protocolo de contaminación atmosférica.

La cuantificación de las hectáreas arrasadas por los más de 125 fuegos que desde el viernes sembraron el caos en Galicia está por hacer. Primero hay que apagar el fuego, explicaban ayer desde la Consellería de Medio Rural. La cifra será muy elevada. Solo tres de los grandes incendios que registró la comunidad quemaron casi 11.000 hectáreas, según datos no oficiales pero aportados desde los consistorios: 5.000 hectáreas en As Neves, 3.300 hectáreas en Carballeda de Avia y 2.500 en Pazos de Borbén



Averías de telefonía

El fuego en el sur de Galicia también afectó a la red de comunicaciones fija y móvil de 8.000 clientes, pues se quemaran conexiones terrestres entre las estaciones base y las centrales. Telefónica desplazó a más de 350 personas para intentar reparar los problemas provocados por los incendios.

La valoración de los daños se hará en las próximas jornadas, pero será muy alta. Al menos cuatro espacios protegidos por la Red Natura 2000 se han visto afectados por la oleada de incendios en Galicia.

Son tres zonas especiales de conservación, Pena Veidosa, Macizo Central y Ancares-Courel, en Lugo, así como la zona de especial protección para las aves Baixa Limia-Serra do Xurés.

lunes, 16 de octubre de 2017

DECLARADO NIVEL 2 POR INCENDIO EN PEREÑA - SALAMANCA


La Junta ha establecido este nivel por la cercanía de las llamas a las viviendas del municipio de Villarino

La Junta ha declarado el nivel 2 al incendio que desde la madrugada de este lunes afecta al municipio salmantino de Pereña ya que hay posible afección a la población de Villarino, según han informado fuentes del Gobierno regional.

Los vecinos han amanecido entre el fuego este lunes después de declararse el incendio en la zona en la que apenas hace tres días otro fuera controlado tras quemar entre 25 y 30 hectáreas de monte bajo.

A la espera de información oficial, al parecer el incendio se ha extendido desde la zona de la ermita de Pereña de la Ribera a Villarino de los Aires, donde trabajan los Servicios de Extinción de Incendios de la Junta de Castilla y León para evitar que se siga expandiendo por la zona. En concreto, hay allí bomberos de Lumbrales, Ledesma y Vitigudino, un helicóptero de Guadramiro y numerosas cuadrillas. Los medios aéreos se han retrasado porque los de Matacán están trabajando en los incendios de Galicia. Según declaran los vecinos de la zona, hay varios focos y el fuego podría tener un frente de entre 6 y 8 kilómetros

El fuego era visible desde kilómetros de distancia. Se ha extendido por la dehesa y ya afecta también a Villarino de los Aires y Masueco.

DECLARADO NIVEL 1 POR INCENDIOS EN TODA LA PROVINCIA DE LEÓN


Se trata de fuegos que pueden durar más de 12 horas y quemar más de 30 hectáras arbolada

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha decidido declarar nivel 1 provincial para León del Plan de Protección Civil ante Emergencias por Incendios Forestales, Infocal, por la simultaneidad de varios fuegos que pueden durar más de 12 horas y quemar más de 30 hectáras arboladas.

La presencia de humo, visible en toda la provincia leonesa, procedente tanto de los incendios propios como de la vecina Galicia y de Portugal, impide la actuación de los medios aéreos mientras permanecen activos varios focos en la comarca del Bierzo y continúa en nivel 1 el declarado en Matalavilla (Palacios del Sil).

Coordinación

 

Mientras, la fiscal superior de Castilla y León, Lourdes Rodríguez, ha abogado por establecer líneas de coordinación en materia de incendios forestales entre esta Comunidad, Galicia, el Noroeste de España y Portugal, ante problemas de características especiales en torno a esta cuestión.

Rodríguez ha comparecido este lunes en la Comisión de la Presidencia de las Cortes de Castilla y León para informar sobre la memoria del Ministerio Público de la Comunidad de 2016 y ha desglosado por áreas la actuación de la Fiscalía durante este periodo.

«Sería necesario establecer líneas de coordinación que nos pudieran beneficiar a todos por que sí existe una problemática específica», ha considerado la fiscal superior en relación con los incendios forestales.

Ha reconocido que existen dificultades sobre esta cuestión para identificar a los autores, ha recordado que se desatan fuegos negligentes, intencionales y fortuitos, y sobre todo ha subrayado la dificultad para recabar pruebas.

A su juicio, es necesario acometer «reformas estructurales» en este ámbito y hacer hincapié en la importante labor preventiva sobre incendios forestales.

Rodríguez ha hecho estas manifestaciones al evaluar el trabajo de la Fiscalía en materia de Medio Ambiente y Urbanismo, en la que se ha referido, como procedimientos destacados entre los delitos más calificados por el ministerio público, a los que tienen que ver con maltrato a animales domésticos.

Es necesario «consolidar» una cultura y educación adecuadas, además de concienciar a la sociedad sobre este tipo de hechos delictivos y ha agregado que también ha constatado las actuaciones contra las especies protegidas, ya que siguen apareciendo «muertes por envenenamiento».

La Unidad Militar de Emergencias (UME) desplegará más de 700 efectivos en Galicia a lo largo de la jornada para colaborar en las tareas de lucha contra el fuego, de los que 600 ya se encuentran en el territorio. Así lo ha señalado en declaraciones a los medios el teniente coronel Álvaro Díaz Fernández, jefe del 5º batallón de intervención de la UME.

Esta Unidad Militar de Emergencias aportará 310 efectivos más durante el día para tratar de combatir las llamas que asolan la provincia de León, Asturias y Galicia.

El BIEM V, con base en León, Ha enviado dos secciones pesadas (12 autobombas y 4 camiones nodriza) al incendio de Villamarín (Orense) a las que se les sumó una sección ligera del BIEM I, procedente de Madrid. A la mañana siguiente, tres nuevos incendios en San Cristobal de Cea, Vilardevós y Muiños (todos ellos en la provincia de Orense) obligó al despliegue de nuevas secciones de la UME desde León y Madrid.

Díaz Fernández ha destacado que esta situación es «incomparable» respecto a otras experiencias vividas por los efectivos de la UME. «No habíamos visto nada así y tenemos experiencia en incendios, sobre todo en Galicia», ha señalado.

Por ello, el jefe del 5º batallón de intervención de la UME ha considerado que la situación vivida este domingo «no era algo normal», por lo que «no sería lógico» pensar que ha sido «algo fortuito».

Hasta ahora, ha añadido, «lo más complicado» para ellos han sido los momentos «de tensión» vividos con algunos vecinos que priorizaban sus propiedades y sus casas, aunque ha matizado que se trata de una tendencia «normal» y «que ocurre siempre» en este tipo de situaciones.

El teniente coronel de la UME no se arriesga, sin embargo, a valorar si la situación del fuego está controlada, aunque sí ha reconocido que hubo "cierta mejoría» por el cambio meteorológico. «Esperamos estabilizarlo lo antes posible», ha añadido.

La UME de León, movilizada

 

Además el consejero ha incidido en que la mayor parte de los incendios son provocados, y ha apuntado que incluso suele ocurrir que cuando se anuncian lluvias algunas personas aprovechan para quemar.

De hecho solo pueden trabajar los medios terrestres, ha indicado, confiando en que las lluvias que se esperan en Galicia y Castilla y León para esta madrugada, del lunes al martes, ayuden a controlar estos incendios de forma importante.

"La situación ahora mismo es compleja porque el humo procedente de Galicia hace que los medios aéreos no puedan volar y estén en tierra", ha explicado Suárez-Quiñones.
Además se está trabajando para que el fuego que viene de Orense no llegue a la zona del Sobrado, mientras se actúa en otros fuegos en las Arribes del Duero, en Salamanca, y en la provincia de Zamora en la zona de Galende y Ribadelago.

En respuesta a los periodistas durante la presentación en Palencia de las guías de respuesta ante episodios de inundaciones para 11 poblaciones de la provincia, Suárez-Quiñones ha explicado que siguen activos los incendios de Matalavilla, en el municipio de Palacios del Sil, y el localizado en la pedanía de Silván, en el de Benuza, ambos en nivel 1 de peligrosidad.

El consejero de Fomento y Medioambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha explicado hoy que las labores de extinción de cuatro incendios declarados en Castilla y León -en León, Salamanca y Zamora- se están viendo afectadas por el intenso humo procedente de Galicia que impide trabajar a los medios aéreos.

AL MENOS 31 MUERTOS Y 51 HERIDOS POR INCENDIO EN CENTRO Y NORTE DE PORTUGAL


Al menos 31 personas han muerto en los incendios que afectan desde el domingo al centro y norte de Portugal, según el último recuento actualizado y aún provisional dado a medios locales por alcaldes y fuentes de Protección Civil.

La portavoz de la Autoridad Nacional de Protección Civil, Patrícia Gaspar, informó en rueda de prensa de que el fuego ha provocado además 51 heridos, quince de ellos graves.
Asimismo, admitió que las cifras no son definitivas porque no se dispone aún de toda la información ya que hay lugares a los que todavía no tienen acceso.

Las víctimas mortales fueron halladas en los distritos de Coimbra, Guarda, Castelo Branco y Viseu, todos en el centro del país, donde se concentraron, junto con el norte, la mayoría de los más de 500 fuegos desatados este domingo.
Según Gaspar, el número de incendios que continúan activos, asciende a 145 en todo el país.

Más de 4.127 bomberos combaten a esta hora las llamas apoyados por 1.289 vehículos terrestres y más de 200 militares, que se esfuerzan en proteger varias aldeas aún en riesgo.

Esta nueva oleada de incendios llega tan solo cuatro meses después de la tragedia que afectó al término municipal de Pedrógão Grande (en el centro del país), donde el fuego provocó la muerte de 64 personas y más de 250 resultaron heridas