SIRE

SIRE
SERVICIO DE INFORMACION RADIO EMERGENCIA

sábado, 5 de agosto de 2017

INCENDIO ARRASA 1.400 HECTAREAS EN VERÍN Y VILARDEVÓS - OURENSE


Está estabilizado pero no extinguido, tras arrasar 500 hectáreas en Verín y más de 700 en el concello limítrofe de Vilardevós 

La conselleira de Medio Rural ratificó que el fuego fue "provocado" en zona seca y arbolada

 El incendio que comenzó a las 16.30 horas del jueves en la parroquia de Vilamaior do Val, en el municipio ourensano de Verín, había arrasado ya a media tarde de ayer, apenas 24 horas después de su inicio, cerca de 1.400 hectáreas, muchas de ellas de plantaciones de pino, lo que lo convierte ya en el más devastador en lo que va de año en Galicia.

La participación hasta ayer de más de 400 efectivos por tierra y aire de Xunta, Ejército y concellos, solo había conseguido estabilizar anoche un fuego aún no extinguido y que fue "claramente provocado", según ratificó ayer la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez durante su visita a los municipios afectados acompañada el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda.

El fuego, que apenas una hora después de su inicio se propagó con rapidez por las condiciones de sequía del suelo y de viento y que obligó a decretar el nivel 2 de precaución por las proximidad de las llamas a las casas en Queirugás, nivel ya desactivado, y mantuvo cortadas durante unas horas la A 52 y la Nacional 525 en el municipio de Verín, creando momentos de pavor entre los automovilistas retenidos, dejaba esta mañana, tras una noche en vela para vecinos y brigadistas, una imagen desoladora en los municipios afectados.

Miles y miles de metros cuadrados de lo que horas antes eran extensos bosques con plantaciones en su mayoría de pinos, habían dado paso a un paisaje tiznado de negro, con un aire todavía irrespirable, según los vecinos, a causa de las partículas de madera quemada en suspensión, y al humo. 


 Pese a que el fuego comenzó en Vilamarior, en Verín y este municipio de la comarca de Monterrei suma ya a última hora de ayer 500 hectáreas calcinadas, el grueso de la superficie quemada, más de 700 hectáreas pertenecen al concello limítrofes Vilardevós. 

video


 Un incendio provocado

A la espera de la evaluación final de daños ambientales, pues no hubo daños físicos ni a viviendas, la conselleira de Medio Rural ratificaba ayer en la reunión con los alcaldes de Verín y Vilardevós en el lugar del incendio, que el fuego fue "claramente provocado".

Según señaló "comenzó en el sitio adecuado para que tirara muchísimo, en una pendiente y a favor del aire, a un lado además de unas impresionantes zonas repobladas con especies de pinos y castaños", declaró la conselleira de Medio Rural.

"Tardaron 45 minutos en actuar"

En lo que no coincidieron ayer los representantes de la Xunta desplazados a la "zona cero" del incendio y el alcalde de Verín, Gerardo Seoane, fue en los tiempos respuesta del plan de extinción. Mientras la conselleira y el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez felicitaban a los equipos de extinción al estimar en ocho minutos el tiempo de respuesta del operativo de extinción, el alcalde de Verín señala que "fueron más de 45 minutos los que tardaron en empezar y para entonces el fuego se había propagado".

El regidor señaló en su encuentro con la conselleira que "pese a que el fuego comenzó muy cerca de la base de helicópteros de Vilamaior; falló el protocolo; Verín es zona de riesgo y necesita equipos fijos en la zona todo el verano, y que se diseñe un plan rápido de actuación", indicó.

En el control de este incendio han trabajado hasta ahora cinco técnicos, 41 agentes, 79 brigadas, 51 motobombas, 6 pas 18 helicópteros y 9 aviones. A la vista de como se iba agravando la situación también se desplegó la Unidad Militar de Emergencias (UME) y participaron siete patrullas de seguridad ciudadana para garantizar la seguridad de los vecinos, cinco patrullas de tráfico que se encargaron de cortar las carreteras cuando resultó necesario y dotaciones de bomberos comarcales de Verín y Xinzo.

También participaron en el operativo el GES de Laza, el camión nodriza de la Agencia Gallega de Emergencias y voluntarios a los que la conselleira agradeció su implicación. 






A prisión el pirómano detenido

Por otro lado la conselleira ratificaba ayer que el hombre detenido el jueves en Maceda "in fraganti", cuando trataba supuestamente de provocar un incendio, y al que se considera posible autor de otros 17 incendios forestales en ese municipio, ingresó en prisión ayer tras prestar declaración ante el juez.

El incendio de Verín no fue el único. Más de media docena de fuegos salpicaron la provincia con llamas de distinta intensidad. En la noche de ayer continuaba activo un incendio forestal en Xinzo de Limia, parroquia de Damil, que había comenzado a las 16.50 horas. Esta mañana Medio Rural daba por controlado este incenio de Xinzo tras afectar a 30 hectáreas.